Entrevistas

Protagonistas

Foranychildren internacional

Entrevista a Borja Brañanova

¿Cuándo podrán visitar España tus hijos?

Desgraciadamente nadie lo sabe, ni la custodia compartida garantiza su libertad. La diplomacia española está intentando ayudar con muy poca respuesta por parte de las autoridades de UAE. Por fortuna mis hijos conviven con su madre y padre todos los días. Muchísimos niños son privados de interaccionar de una forma regular con uno de sus progenitores, ya que los mecanismos judiciales no están actualizados y los servicios sociales adecuados para estas situaciones están aún por desarrollar. Todas estas obstrucciones legales al contacto regular son inconcebibles en occidente porque provoca un trastorno irreparable en el desarrollo de aquellos niños que se ven inmersos en disputas donde solo se conoce y practica la custodia absoluta. Este tipo de marco legal, la custodia absoluta, facilita que el progenitor que tiene ventaja en conseguir esta custodia monoparental, no dude en tomar posesión del menor apoyado por el sistema e influir negativamente en su percepción en detrimento de sus intereses emocionales.  

En el mundo, la mayor parte de las jurisdicciones todavía no practican el interés superior del menor como nosotros lo entendemos, por lo que la justicia internacional carece del valor que a nosotros nos gustaría que tuviese y por ello necesita reformas lógicas.  

¿Has pensado en volver a España?

No como residente, pero sí habitualmente cuando mis hijos puedan ir de forma regular.

No debo dejar Dubái porque mis hijos deben tener una infancia junto a sus dos progenitores y sus dos familias, y Dubái ha hecho todo lo posible para que la comunidad internacional tenga cada vez más facilidades para asentarse. Por otro lado, su sistema judicial y servicios sociales deben desarrollarse y adaptarse. De esta forma, se podrán minimizar todos estos vacíos que hacen que las familias no estén incómodas por residir en jurisdicciones que todavía resuelven conflictos familiares basados en la confrontación o en la búsqueda de culpabilidad, y no en un marco de colaboración como es el fundamento principal en el que se basa la custodia compartida.

Mi compromiso es ayudar a Dubái y a los Emiratos Árabes Unidos a actualizarse; por ello, mi permanencia en la zona va a fomentar que todo esto no sea un hecho puntual y se convierta en la oportunidad para un cambio a otra escala gracias a la repercusión e influencia que tiene la capital en MENASA (Middle East, North Africa & South Asia), la región del mundo que hace frontera con todo el sur de España.

Toda esta situación no debería de pasar desapercibida a nuestros dirigentes y legisladores, para comenzar así a dar los pasos hacia una actualización legal en materia de familia y en asuntos internacionales muy necesaria.

¿Has sentido apoyo por parte de los medios españoles?

El apoyo a esta causa es memorable: he sentido el calor de la población, de los ayuntamientos, de los partidos políticos que se han unido para hacerse oír, de especialistas en psicología y desarrollo de menores, de profesionales de la justicia, incluyendo a jueces del tribunal supremo, del principado de Asturias, del gobierno central, de las embajadas, de un gran número de medios de comunicación, de organizaciones comprometidas con apoyar a los menores… Además de todos estos apoyos nacionales, se han sumado de una forma espontánea cada vez más y más personas de perfil internacional, ya que lo que ocurre en los Emiratos llega a muchos lugares del mundo de una forma fulminante.

El último apoyo que no debe pasar desapercibido es la acción elogiable de CEMIN, Confederación por el Mejor Interés de la Infancia, en un intento de amplificar y dar un apoyo superior a que los niños sean siempre el centro de atención. Para ello ha propuesto este proyecto a la Fundación Princesa de Asturias como un ejemplo de Concordia y Armonía entre culturas que cada vez están más unidas por el bien del desarrollo internacional. Como méritos ejemplares para este galardón se ha identificado la contribución de forma ejemplar y relevante al entendimiento, convivencia y paz entre seres humanos, la lucha contra la injusticia, la defensa de la libertad y que, en definitiva, se hayan abierto nuevos horizontes.

¿Pensaste en tirar la toalla en algún momento?

No, afortunadamente el hecho de ser español y asturiano me ha dado la fuerza necesaria para trabajar en favor de los niños, no solo de los míos, y en favor de ambos progenitores para que nunca nos enfrentemos a situaciones de discriminación, del tipo que sea.

¿Qué consejo darías a quien pueda estar en una situación similar?

Yo he sido educado en el seno de una familia donde se fomenta la tolerancia, se evita la discriminación y se motiva el dialogo. Ahora mi familia me está apoyando a todos los niveles. Mi intención es educar a mis hijos en la misma ética y valores para evitar cualquier elemento alienante que les afecte en el presente y el futuro de su desarrollo.

A los demás les diría lo mismo: que intenten abstraerse de la parte negativa de cualquier situación y se centren en amplificar la parte positiva, para así ayudar a que los niños tengan paz y sosiego vital.  

Por mi parte, estoy inmerso en el proyecto foranychildren.org que recibirá a socios y colaboradores con los brazos abiertos para trabajar en la dirección preventiva y así promover cambios legislativos a nivel nacional e internacional con el único objetivo de proteger a los niños, que son el principal activo del futuro de la humanidad.